Cómo superar el duelo producido por un aborto espontáneo

Superar el duelo embarazo

Un aborto espontáneo deja tras de sí una tristeza y un vacío interior que lleva a la madre a necesitar un tiempo para rehacer su mapa vital puesto que hay una ilusión que se ha roto. Una expectativa rota que produce una herida. Puesto que quien sufre un aborto espontáneo, experimente la tristeza de haber perdido a un bebé. Si estás pasando por una situación de este tipo, es muy importante que te des permiso de sentir tristeza, frustración, enfado, ira, decepción, sufrimiento… Estos sentimientos resultan desagradables por las sensaciones que producen, pero son terapéuticos porque forman parte de la superación del duelo.

Con frecuencia, la primera etapa de este duelo está marcada por la confusión. La persona se siente desorientada respecto de lo que le ha ocurrido. Son habituales preguntas del tipo: ¿Por qué motivo me tiene que ocurrir esto a mí? ¿Qué voy a hacer para superarlo? ¡No me merezco este dolor!

Es muy importante puntualizar que este dolor no solo afecta a la madre, sino también, al padre. En ocasiones, cada uno vive esta tristeza de forma individual, para intentar no preocupar a la pareja. Sin embargo, la comunicación es vital para compartir este momento juntos, como un equipo.

Cómo superar la tristeza del duelo de un aborto

A veces, detrás del duelo, surge un mecanismo inconsciente de culpabilidad. Por ejemplo, algunas mujeres se sienten de este modo, se culpan porque creen que no se han cuidado lo suficiente durante el embarazo. Si estás pasando por una situación de este tipo, te sugiero realizar el ejercicio de coaching de hablarte a ti misma como hablarías a tu mejor amiga si estuviese pasando por tu situación. Es decir, cuida tu diálogo interior para hablarte desde la amabilidad, el respeto y la atención consciente de tu mundo interior.

Es muy posible que algunas personas de tu entorno se sientan desorientadas sobre cómo ayudarte. Puede que con su mejor intención te den consejos que, en realidad, vives como una falta de empatía por su parte. Consejos del tipo: «No llores», «Tienes que ser fuerte», «El tiempo todo lo cura», «Pon de tu parte, sal y diviértete». Pide abiertamente a esas personas acciones concretas sobre cómo pueden ayudarte, dales ideas para que te acompañen en este momento.

Un aborto espontáneo puede suponer un shock psicológico que produce un impacto vital muy importante. Por esta razón, lo más saludable es intentar vivir el presente, evitando tomar decisiones trascendentales. De lo contrario, bajo el impacto de las emociones actuales, corres el riesgo de tomar una decisión de la que luego te arrepientas a nivel racional.

Tras perder un bebé, también puede surgir el pensamiento sobre cuándo es el momento de intentar un nuevo embarazo. El criterio más importante es que para que ese momento se produzca, lo más recomendable es que el duelo por esta herida previa esté totalmente sanado y cerrado. De lo contrario, es posible vivir un embarazo con mucho miedo, ansiedad e inseguridad.

Como curar la tristeza

Psicología para sanar la tristeza

En la medida de lo posible, es recomendable retomar la normalidad de la rutina cotidiana lo antes posible. ¿Por qué motivo? Porque la normalidad aporta seguridad. Con frecuencia, la tristeza por un aborto espontáneo también deriva en una cadena de ansiedad marcada por el temor de futuro ante la duda de si podrá o no tener más hijos. Lo más recomendable en este caso es compartir estas dudas con el médico.

La mujer necesita llorar su pérdida, una pérdida que no solo siente a nivel emocional sino también, en el plano físico. Necesita poner palabras a sus sentimientos. Expresar su dolor, lleno de contradicciones. En esta etapa, es habitual que la sensibilidad esté tan latente que la madre puede llorar de emoción en cualquier momento, sintiéndose desbordada por acontecimientos cotidianos.

Actualmente, la sociedad ha desnaturalizado la muerte. Y en el caso de los abortos espontáneos está censura está todavía más latente. Con frecuencia, se silencia el hecho. Se intenta pasar página lo antes posible. Como si nunca hubiera ocurrido. Sin embargo, cualquier pérdida requiere un duelo. Cuando el padre o la madre no exteriorizan su tristeza en un primer momento, sufren lo que se conoce como el duelo negado o inhibido. Sin embargo, en algún momento ocurre algo que desencadena las emociones de la pérdida. Y entonces, vuelve a brotar el vacío que no se sanó en su momento.

Cuándo pedir ayuda especializada

Quien sufre un aborto espontáneo también sufre una serie de cambios hormonales en un periodo de tiempo concreto. Este factor es otro elemento añadido a los posibles cambios de ánimo que puede sufrir la mujer. En la mayoría de las situaciones, las parejas consiguen superar la tristeza de un modo natural. Con sus propios recursos de resiliencia. Sin embargo, a veces, puede ser necesario pedir ayuda. Los grupos terapéuticos son muy saludables. Porque crean un contexto de diálogo en el que personas que han pasado por esta situación, comparten sus miedos, dudas y sentimientos. En un espacio de escucha y silencio.

Tags: