Cómo solicitar la excedencia por maternidad

excedencia por maternidad

A lo largo de la vida profesional, las personas toman decisiones buscando ese equilibrio constante de vida profesional y ámbito personal. Cuando llega un nuevo miembro a la familia, la atención que requiere el bebé en esa etapa es tan alta que muchas madres deciden solicitar la excedencia en la empresa. A través de este derecho profesional, la mujer tiene la posibilidad de mantener su vínculo laboral con la empresa aunque éste permanece en suspenso. La protagonista puede solicitar este permiso antes de que su hijo cumpla tres años. Es muy importante puntualizar que este derecho laboral también pertenece en caso de adopción o acogida de un menor.

Permiso por maternidad

¿En qué cambia la situación profesional de una persona cuando disfruta de su permiso de maternidad? Suspende la realización de sus tareas cotidianas. Ya no tiene la responsabilidad de acudir en el horario habitual al puesto de trabajo. Pero tampoco recibe el ingreso mensual del salario. Pero la persona vive este tiempo sin la ansiedad que produce el desempleo. Porque no se produce esta incertidumbre de futuro. O al menos, no del mismo modo. Es posible disfrutar de este derecho al margen de cuál sea el tiempo de antigüedad en la organización. La única condición es que el niño sea menor de tres años cuando se formaliza la solicitud. Cuando el hijo ya ha cumplido esta edad, entonces, se pierde este derecho.

Si quieres disfrutar de esta excedencia, tienes derecho de hacerlo. Y si tu pareja trabaja en la misma empresa y también desea la excedencia, entonces, la organización puede solicitar que el tiempo de ambos sea complementario, es decir, que no se tomen la excedencia al mismo tiempo.

Durante el periodo de excedencia no puede cobrarse el paro. ¿Por qué motivo? Porque como hemos dicho, las condiciones laborales de quien está disfrutando de la excedencia no son las mismas que la situación de quien está en paro. Un desempleado ha finalizado su vínculo profesional con la última empresa de la que ha formado parte.

Cómo solicitar la excedencia

Si estás en proceso de solicitar la excedencia en la empresa, debes ponerte en contacto con el departamento de recursos humanos para exponer tu solicitud firmada y sellada por la empresa. En esta circunstancia, puedes concentrarte en el cuidado del niño teniendo la conciencia de que puedes reincorporarte a tu actual puesto de trabajo durante el plazo del próximo año. Después de haber transcurrido este plazo de tiempo, la empresa ya no tiene la obligación de guardar el puesto de trabajo del empleado, sin embargo, el empleado sí tiene la posibilidad de incorporarse a otro puesto de una categoría similar en la organización.

Esta solicitud debe formalizarse de modo escrito con un plazo de quince días de anticipación. Sin embargo, pueden darse circunstancias diferentes si el convenio laboral precisa una información contraria. Además, esta excedencia puede disfrutarse de un modo fraccionado en el tiempo. El tiempo mínimo de duración de este permiso es de cuatro meses. En el caso de una familia numerosa, el puesto de empleo del trabajador se conserva durante un tiempo de hasta quince meses.

Aunque el trabajador no esté trabajando actualmente en la organización, al existir un vínculo de contrato, sí tiene el derecho de asistir a los cursos de formación impartidos por la organización. Especialmente, en la fecha próxima a su reincorporación. De hecho, esta formación puede ser una buena fórmula para retomar el contacto con los compañeros de trabajo. Ya que es posible experimentar un estrés previo ante la ruptura del ritmo de esta nueva incorporación, al retomar la carrera profesional. Para reducir el estrés, lo más recomendable es intentar mantener el contacto con los compañeros de trabajo. De este mdoo, se mantiene esta integración emocional durante la ausencia.

Reducir horario laboral

Reducción de la jornada laboral

Además del permiso de maternidad también existen otras opciones como la solicitud de la reducción de la jornada. En este caso, se reduce el salario  de un modo proporcional a la reducción del horario. Es posible solicitar esta reducción entre un 1/8 y la mitad del horario hasta que el niño tiene 12 años. En el caso de que una pareja que forma parte de una misma empresa solicite la reducción de la jornada, la organización puede decidir que, por motivos de organización, solo disfrute uno de ellos de esta medida de conciliación.

Tener un plan de conciliación laboral

El desarrollo profesional es muy importante para cualquier persona. Pero además, el trabajo es también un medio de financiación de un proyecto de vida. Tener un buen trabajo es un deseo realista para ofrecer a los hijos una estabilidad en su crecimiento. Sin embargo, el verdadero reto de hombres y mujeres del siglo XXI es la conciliación. Por tanto, tener un plan de organización del tiempo es fundamental: para poner en orden vida personal y plano profesional.