Cómo prevenir las caídas durante el embarazo

no caerse en el embarazo

Por motivos de seguridad, es recomendable poner una atención especial en un aspecto: buscar el modo de prevenir las caídas durante el embarazo. Sin embargo, es muy importante que no te obsesiones con este tema porque puede afectarte en tu autoestima. Es muy conveniente mantener el orden en casa, tener un espacio cuidado intentando que cada cosa esté en su sitio. De lo contrario, las caídas aumentan como consecuencia de un tropiezo con algún objeto que está fuera de lugar.

Si tienes alfombras en casa, es muy recomendable que compruebes que ofrecen un buen nivel de sujeción en el suelo. De hecho, puede ser una buena idea retirar todas las alfombras de la casa para evitar tropiezos. Coloca una antideslizante en el suelo del baño para aumentar la seguridad al entrar o salir de la ducha. Es en este punto del hogar donde se produce un mayor número de accidentes domésticos. También es conveniente tener cuidado con los suelos mojados que incrementan los resbalones en baño y cocina.

Por otra parte, no solo debes evitar el uso de zapatos de tacón que pueden incrementar el riesgo de caída y de torcedura de tobillo. También debes evitar el uso de chanclas durante el verano.

Al caminar por la calle evita las zonas que puedan ser potencialmente peligrosas. Por ejemplo, caminos empedrados, zonas resbaladizas e irregulares.

Consejos para evitar las caídas durante el embarazo

Durante el embarazo, intenta utilizar más el teléfono inalámbrico. De este modo, no tienes que preocuparte por correr hasta el teléfono fijo cuando suena una llamada. Esta medida es especialmente útil si vives en una casa de dos plantas donde las distancias son mayores. Del mismo modo, durante el embarazo también puedes revisar las luces de la casa para comprobar que existe una buena iluminación en la zona de las escaleras, por ejemplo.

Realizar ejercicio físico con moderación durante el embarazo es recomendable para cuidar las articulaciones, tener una buena forma física y mantener los reflejos.

Además, también debes poner una atención especial al caminar por la calle. Por ejemplo, cruza siempre por las zonas debidamente señalizadas para ello. En la medida de lo posible, evita caminar por zonas poco frecuentadas. De este modo, si caminas por lugares con gente, si sufres una caída, siempre habrá alguien que puede ofrecerte su ayuda. Sin embargo, evita los lugares masificados de gente donde también es posible sufrir más tropiezos.

Además, es muy recomendable que compruebes que en casa las zonas de acceso a las habitaciones están totalmente despejadas y no existe ningún tipo de interrupción del paso.

evitar caerse embarazo

Cómo evitar los tropiezos durante el embarazo

Evita las escaleras siempre que puedas. Y cuando eso no sea posible, agárrate siempre a la barandilla para subir y bajar teniendo este soporte de apoyo. Por otra parte, durante el embarazo también es recomendable que evites cargar con peso al hacer la cesta de la compra. Deja que tu pareja se ocupe de este tipo de gestiones o haz la compra online en el supermercado.

Intenta comer en dosis pequeñas a lo largo del día para mantener regulados tus niveles de azúcar. Si en algún momento sientes un mareo, entonces, intenta apoyarte en algo, por ejemplo en la pared. Para evitar los mareos también es recomendable que evites los cambios bruscos de posición al levantarte de la cama o del sofá. Estos cambios de postura pueden producir una desagradable sensación de mareo o de vértigo.

Además, evita caminar con prisa. Sal con más tiempo de casa si lo necesitas pero asume que en este momento debes tomarte las cosas con otro ritmo porque muchas de las caídas también se producen como consecuencia de la impaciencia o del estrés.

A veces, las caídas también se producen por la pérdida de visibilidad del suelo que sufre la embarazada conforme aumenta el volumen de su tripa. Es decir, durante el embarazo también cambia la perspectiva desde la que observas tu mundo.

Cómo saber si una caída ha sido grave

Puedes poner el foco de atención en prevenir una caída, sin embargo, nada reduce al cien por cien todas las posibilidades. Si has sufrido un golpe, háblalo con tu médico. Especialmente, si notas alguno de los siguientes síntomas. Por ejemplo, si como consecuencia de un golpe fuerte has perdido el conocimiento en algún momento. Si sufres dolor en la zona abdominal. Si has sangrado como consecuencia del golpe o sufres algún tipo de contracción.

Disfruta de tu embarazo con tranquilidad, cuidándote y sin obsesionarte con una posible caída puesto que en ese caso, existen más opciones de sufrir la profecía autocumplida. Lo más importante que puedes hacer durante el embarazo, al igual que en cualquier otra etapa de la vida, es utilizar el sentido común. El sentido común de la prudencia es el que te dirá aquello que te conviene hacer o no.