Medidas de seguridad infantil en el baño

Como bañar al bebe seguro

La cocina y el baño son dos de las estancias de la casa en las que mayores incidentes se producen. Por tanto, cuida la seguridad en el hogar. Una de las principales medidas de seguridad es tener un adecuado control de la temperatura del agua. Es decir, algunas lesiones se producen por el efecto de quemaduras en la piel. Para ello, no solo debes combinar agua fría con caliente sino también, colocar un termómetro en el interior para conocer el dato exacto. No metas al niño en la bañera antes de conocer esta información, su piel es muy sensible en esta etapa.

Tú también puedes meter tu mano en el agua para comprobar si quema, sin embargo, ten presente que tu nivel de sensibilidad a la temperatura no es la misma que la del bebé. Por esta razón, con un termómetro la temperatura no da a error. También puedes colocar en la bañera un grifo con mando de regulación de temperatura, un sistema útil y práctico por su valor funcional. La temperatura del agua no debe superar los 36 grados.

¿Cuál es el tiempo recomendado de duración de un buen baño? El bebé puede disfrutar de ese momento de relax durante diez minutos aproximadamente o un cuarto de hora.

Consejos de seguridad en el baño

En ocasiones, la caída también puede producirse como consecuencia de un suelo húmedo. De por sí, el baño es un lugar muy dado a la humedad, por esta razón, puedes colocar una alfombra en el suelo para evitar tropiezos mientras estás bañando al bebé. Bajo ningún concepto dejes nunca solo al niño en el agua. Ni siquiera un instante. Existe riesgo de ahogamiento por imprevisto. Por esta razón, si llaman por teléfono en ese momento o llaman a la puerta, olvídate de ese tema. Y continúa centrado en tu tarea, en aquello que estás haciendo. Vive ese instante como una oportunidad para interactuar con el bebé en un espacio de relajación y juego.

Por otra parte, es preferible evitar echar algunas gotas de colonia al bebé después del baño como un gesto de higiene habitual. Lo más recomendable es aplicar la colonia sobre la ropa para evitar posibles reacciones cutáneas.

Prepara y adapta el espacio para que cubra las condiciones de ese momento. Desde que el niño es bebé hasta que tiene 6 años. Es importante que los padres supervisen ese momento del baño con atención. Una vez que el niño ya no necesita la minibañera, entonces, debe estar sentado en la bañera durante el momento del aseo. Si tienes ducha en casa, entonces, elige una silla infantil para que el niño esté sentado durante ese momento. A veces, las caídas se producen como consecuencia de la superficie deslizante de la ducha o la bañera.

Bañar a un bebe sin accidentes

Otras medidas para prevenir accidentes en el baño

Es muy importante que compruebes que los productos de aseo respetan el ph de la piel del bebé. Puedes elegir productos en tu farmacia habitual y solicitar asesoramiento a tu especialista en salud.

Además, si tu baño o bañera está acondicionado con mamparas de cristal que son muy bonitas desde el punto de vista estético pero potencialmente peligrosas por el riesgo de rotura, puedes valorar la posibilidad de hacer un cambio para elegir un sistema de metacrilato. También puedes colocar algún tipo de agarradero en la pared a modo de sistema de sujeción infantil.

Además, también es muy importante que prepares las toallas antes de iniciar el baño y las coloques en un punto de fácil acceso. Además, tras finalizar el baño, vacía la bañera y asegúrate de que ya no queda nada de agua antes de salir del cuarto.

Así como en la cocina hay productos que conviene colocar a una altura a la que no pueda acceder el niño, también es especialmente importante que todos aquellos elementos que pueden suponer algún tipo de riesgo en el baño, estén fuera del alcance de tu hijo. Puedes valorar la posibilidad de colocar un armario que se pueda cerrar con llave para guardar las cuchillas de afeitar, el secador, la plancha del cabello, colonias y productos de aseo. Igualmente, si acostumbras a guardar los medicamentos en el baño, también deben guardarse correctamente. Realiza inventario para depositar en un lugar seguro esos elementos potencialmente peligrosos.

Si el cuarto de baño tiene ventana en tu casa, entonces, busca el modo de colocar algún tipo de sistema de sujeción firme. Las ventanas suponen un riesgo si tienen un fácil acceso.

Beneficios del baño para el bebé

Concentra tu atención en todo lo positivo de los baños para el bebé. El niño se relaja gracias al contacto con el agua. Además, puedes complementar el baño con un masaje posterior. Para el bebé, el baño también puede ser un momento de juegos. Pero al elegir algún juguete para el agua, elige uno que cuente con todas las condiciones de seguridad y que no tenga piezas pequeñas que pueden ser un riesgo potencial. Coloca prendas de algodón al niño después de bañarle.