¿Me puedo teñir el pelo estando embarazada?

SE puede teñir el pelo en embarazo
Uno de los rituales de belleza femenina, presentes en cualquier momento de la vida es ir a la peluquería. Sin duda, durante el embarazo puedes continuar confiando en tu centro de peluquería habitual puesto que la confianza es un grado en servicio al cliente. Si prefieres buscar una comodidad extra en este momento, también puedes contratar los servicios de un profesional que ofrece servicio de peluquería a domicilio.

El embarazo incrementa las dudas respecto a muchas cuestiones que en otro periodo de la vida se realizan normalmente. Por ejemplo, nace la duda sobre si es posible teñir el pelo. Cada mujer tiene una historia diferente. Algunas se tiñen el pelo porque quieren disimular las canas del cabello y mantener un aspecto más juvenil. Otras se tiñen el pelo porque han descubierto un tipo de coloración que les gusta especialmente y son fieles a ese tono.

Lo cierto es que actualmente existen productos de calidad que buscan la máxima seguridad. Sin embargo, lo más importante es que hables con tu médico. Por otra parte, aunque los tintes puedan plantear duda, sí es recomendable evitar algunos tratamientos del cabello como el alisado de keratina y la permanente para rizar el pelo.

¿Existe riesgo al teñir el pelo durante el embarazo?

Sin embargo, si nunca te has teñido el pelo, no lo hagas ahora. Ya que si se produce algún tipo de reacción alérgica, el tratamiento puede estar condicionado por tu gestación. Como medida de recomendación, algunos expertos sugieren evitar la aplicación del tinte en el primer trimestre de embarazo ya que es en este momento cuando se desarrollan órganos vitales del bebé.

También es importante leer la etiqueta del producto para evitar que contenga acetato de plomo. Igualmente, aunque existen muchas fórmulas específicamente preparadas para que puedas teñirte el pelo tú misma en casa, durante el embarazo, es mejor que vayas a una peluquería. Ya que el profesional aplicará el producto con especial cuidado para minimizar el contacto con el cuero cabelludo.

Antes de tomar cualquier decisión estética, habla primero con tu médico. Sigue sus indicaciones. Puede que te desaconseje el tinte. En ese caso, valora otras posibles alternativas hablando con tu peluquero de confianza. Por ejemplo, la elección de un champú de color que tiene una duración de lavados determinada.

Es cierto que existen tintes naturales para dar color al pelo, sin embargo, es muy importante leer con detenimiento la información del producto. Ya que más allá de los componentes naturales también puede contener algún químico sintético. No existen estudios concluyentes respecto a si el tinte puede afectar o no al bebé en algún modo. Por esta razón, los médicos recomiendan la prudencia.

opciones para teñirse el pelo en embarazo

Otras alternativas al tinte durante el embarazo

Así que dada esta información, también es una buena ocasión para que explores otras posibilidades estéticas que nada tienen que ver con el color. Por ejemplo, puedes apostar por un corte de pelo diferente. Una nueva imagen puede darte ese extra de autoestima si estás en un momento de cambio.

Ya que además, conviene puntualizar que una persona puede llevar tiempo tiñéndose el cabello con total normalidad sin ningún tipo de efecto alérgico y, sin embargo, puede darse algún problema de repente. Además, algunos tintes también pueden producir caspa cuando el cuero cabelludo es muy sensible.

Por otra parte, de un modo positivo recuerda que el embarazo puede potenciar tu belleza capilar al tener un pelo más abundante. El cuerpo de la mujer embarazada experimenta cambios constantes durante el proceso de gestación. El cabello es un factor estético que incrementa la autoconfianza en este momento. Es decir, el cuidado personal y el concepto de belleza que cada mujer tiene de sí misma puede influir más allá del plano estético. Para alcanzar el estado de ánimo.

Consejos de peluquería para el cuidado del cabello

Existen otros consejos que puedes utilizar para mimar tu cabello durante el embarazo. El cuidado del cabello comienza por una dieta sana. Es decir, una nutrición adecuada también se nota en la salud de tu pelo. Por otra parte, es recomendable que evites en la medida de lo posible peinados en los que el pelo está tirante. Por ejemplo, la coleta, la trenza o el moño. Ya que estos peinados pueden incrementar el riesgo de rotura y de caída del cabello. En la medida de lo posible, reduce el uso del secador para el cabello.

Además, al lavarte el cabello, quita la humedad con una toalla. Realiza este gesto suavemente. Cuidar tu cabello durante el embarazo, puede ayudarte a prevenir el impacto de la caída que se puede vivir en la etapa posparto. Es recomendable que utilices un champú suave de pH neutro para uso frecuente. Y modera la temperatura del agua para que esté templada. Cepilla tu cabello con un peine de púas anchas.