Derechos laborales de la mujer embarazada en la empresa

que derechos tienen las embarazo

El momento del embarazo produce alegría personal. Pero en el plano personal, también puede producir cierto nivel de incertidumbre. Especialmente, dependiendo de las condiciones profesionales de la mamá. Como profesional, tienes unos derechos concretos que enumeramos en este post.

Un momento que produce cierta inseguridad es saber cuándo comunicar a la empresa esta noticia personal. A este respecto, espera hasta que estés segura de dar el paso. Pero teniendo presente que comunicarlo también es importante para que la empresa pueda tomar las medidas oportunas si el desempeño de ese puesto supone algún riesgo para ti en tu actual estado. Es importante comunicar esta información a la empresa a través de un documento escrito. Remitiendo este mensaje al departamento de recursos humanos. En él debe constar la fecha aproximada del parto. Ya que este dato es importante para que la empresa también pueda organizar cualquier aspecto interno.

¿Cuáles son los derechos más importantes que tienes en el trabajo durante el embarazo? En primer lugar, puedes conciliar el cumplimiento de tus funciones profesionales con la asistencia a las revisiones médicas pertinentes. Tienes derecho a ausentarte durante el tiempo que necesites por razones médicas. Es decir, pudiendo justificar tu asistencia al ginecólogo. Puedes ausentarte en la oficina siempre que hagas constar el motivo de hacerte los exámenes prenatales. O asistir a las clases de preparación al parto.

Qué hacer en caso de despido laboral

Por otra parte, desde el punto de vista legal también es importante puntualizar que un despido en estas circunstancias pierde validez. ¿Por qué motivo? Porque se trata de un despido nulo, con la consecuencia directa de una reincorporación automática en la oficina. Si vives alguna circunstancia de este tipo habla con un abogado laboralista que te informe sobre qué pasos debes dar al respecto para hacer defender tus derechos.

La salud en el trabajo

Condiciones de seguridad en el trabajo

Puede haber condiciones específicas por las que el médico prescribe la baja laboral de esa trabajadora para favorecer el bienestar durante el embarazo. Así ocurre si existe alguna contraindicación por la que se desaconseja el trabajo. Por otra parte, si por ejemplo, la profesional pasa muchas horas de pie durante la jornada laboral, la empresa puede decidir cambiar a la trabajadora a otro puesto de empleo.

Tienes la posibilidad de negociar una reducción en la jornada laboral. Esto supone también una reducción proporcional en el sueldo que percibes por tu función. También tienes la posibilidad de negociar el horario de tu jornada. En ese caso, es conveniente buscar un acuerdo común que supone un beneficio tanto para el negocio como para la trabajadora.

Es decir, intenta poner en práctica el sentido común de fomentar una comunicación asertiva en la oficina puesto que la confianza también es fundamental no solo para que tú trabajes con más ilusión en el proyecto sino que esta confianza también mejora tu marca personal ante la entidad. Caso distinto es que durante el embarazo, tengas la oportunidad de realizar una entrevista de trabajo en un proceso de selección para optar a otro puesto de empleo.

En ese caso, no tienes la obligación legal de informar sobre tu estado de buena esperanza sino que eres tú quien decide. De acuerdo a tu propio criterio personal, haz aquello que consideres más oportuno. Una libertad importante puesto que la realidad es que un embarazo en un proceso de selección puede condicionar el éxito de la candidata en el mismo reduciendo las posibilidades de ser elegida incluso aunque por méritos de formación y experiencia sea la más cualificada.

Cómo solicitar la baja maternal

Este periodo de baja consiste en cuatro meses de descanso profesional en los que la persona cobra el sueldo total. Es posible iniciar esta baja justo después de dar a luz o desde diez semanas antes a partir de la fecha aproximada de dar a luz. Este periodo se amplía en dos semanas cuando tienes el segundo bebé. Para tramitar esta baja por maternidad debes presentar el informe de maternidad que te facilitará tu doctor. Acompañado por la documentación pertinente que te especifique el responsable de recursos humanos de tu empresa. A partir de ello, tu empresa te facilitará la documentación que debes presentar ante una de las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Algunas mujeres sienten que la conciliación laboral supone un freno a su carrera profesional. Es decir, todavía quedan pasos que dar en la lucha por la igualdad como muestra ese techo de cristal que aleja a las mujeres de los puestos más altos de una organización.

Y este también puede ser un buen momento para plantearte posibles ideas de futuro. Por ejemplo, algún empleo que pueda realizarse desde casa gracias a la era de las nuevas tecnologías. Ya que los trabajos online ofrecen la ventaja de la flexibilidad de horarios al poder estar en casa.