Consejos de seguridad para que el bebé pueda gatear

Como gatear con seguridad

La mayoría de los bebés gatean antes de comenzar a caminar. Este paso de su desarrollo es muy positivo desde el punto de vista de su evolución e independencia. El bebé comienza a explorar el entorno como protagonista. Es decir, gana autonomía e independencia para vivir nuevas situaciones. Aunque sea una autonomía a pequeña escala puesto que siempre tiene el seguimiento y atención de sus padres.

Para fomentar el gateo seguro, en primer lugar, es importante identificar aquellas partes de la casa que pueden suponer algún conflicto añadido. Por ejemplo, es especialmente peligrosa la zona de las escaleras porque aumentan el riesgo de caída. Igualmente, es recomendable cerrar la puerta del baño y tener siempre la tapa del inodoro bajada.

Para fomentar la seguridad en esta etapa de gateo también puede ser recomendable cambiar las cortinas largas por visillos. Estéticamente quedan muy bonitos y también ofrecen la función de proteger la intimidad de la vivienda frente al exterior. Pero aportan la seguridad añadida de que al ser más cortos, el bebé no puede quedar enredado. Ni sentirá la tentación de jugar con la tela. Porque curiosamente, las cortinas largas llaman mucho la atención del bebé.

Otro punto con peligro potencial es la cocina. Por esta razón, es importante guardar todos los productos tóxicos en la parte más alta del armario. Si existe la posibilidad de guardarlos bajo llave en algún punto todavía mejor. Para fomentar el gateo seguro también es recomendable tener cuidado con algunos productos de decoración.

Recomendaciones de seguridad en el gateo

Por ejemplo, atención especial merecen todos aquellos productos que tienen clables visibles. Por ejemplo, las lámparas que ofrecen una luz localizada al estar situadas en la mesilla de noche. Es aconsejable quitar estos puntos de luz complementaria.

En esta etapa de gateo también es fundamental que todos los enchufes de la vivienda estén correctamente cubiertos para evitar cualquier incidente. Por otra parte, cuando el bebé comienza a gatear también comienza a tener la capacidad de hacer movimientos que antes no realizaba. Por ejemplo, también gana una mayor autonomía en la cuna. Tal vez pueda levantarse incluso al apoyarse en los barrotes. Por esta razón, es fundamental colocar la cuna lejos de la ventana, pero también, lejos de cualquier estantería. Lo más adecuado es colocarla en una zona de pared en la que no esté nada más que la cuna y tú puedas visualizarla nada más abrir la puerta del dormitorio.

Por otra parte, es mejor guardar los juguetes del niño en cajoneras de su cuarto que hacen una función de almacenamiento. Pero es recomendable evitar las bolsas porque pueden ser muy peligrosas por el riesgo de asfixia. Y cuando el bebé ya sabe gatear, también puede jugar con ellas.

En esta etapa de explorador, el bebé también puede jugar a subirse a lo alto de una silla. Por esta razón, comprueba que no hay sillas cerca de la ventana.

Otras medidas de seguridad en el hogar

Conviene tener especial cuidado con los muebles en esquina, por ejemplo, la mesa del salón que hace una función central. O también, es recomendable tener cuidado con las macetas adornadas por flores de interior porque llamarán de un modo especial la atención de los bebés.

Los bebés cuando empiezan a gatear también se divierten mucho abriendo y cerrando las puertas de la parte baja de los armarios. Por esta razón, este es un buen momento para que hagas inventario de aquellas cosas que guardas allí y compruebes que no hay nada peligroso en el interior. Tal vez por pura comodidad de no tener que estar odenando constantemente esta parte del armario es recomendable que guardes las cosas en la zona alta.

Las condiciones de limpieza siempre son importantes en una casa. Pero en este momento de gateo, hacer las tareas del hogar al día es todavía más urgente. Porque el niño puede llevarse a la boca cualquier producto que vea en el suelo, por ejemplo, las posibles pelusas. Por esta razón, es recomendable establecer un calendario de tareas de la casa en el que cada día se pueda poner la atención en la limpieza de una habitación. De este modo, es más sencillo hacer un seguimiento de las tareas del hogar en un momento en el que la conciliación es todavía más difícil.

Los bebés también pueden sentir auténtica tentación por los radiadores de la casa que, por tanto, queman. Por esta razón, es recomendable buscar alguna medida protectora. O también, reducir la temperatura de la calefacción en aquellos momentos de gateo para que el bebé no se queme.

Estimulacion del bebe para gatear

Cómo estimular al bebé para que gatee

En esta etapa, si tienes alfombras en la casa, el bebé gozará de la protección extra de un suelo cálido y confortable para explorar el espacio. También puede utilizar calcetines antideslizantes. Acompáñale durante el gateo, comparte momentos de juegos. Deja que el niño explore el terreno. Por esta razón, es importante que compruebes primero su seguridad en el entorno. Para motivarle a superarse a sí mismo, cuando el niño gatea puedes colocar algún elemento en su camino, por ejemplo, un cojín del salón, de este modo, intentará evitarlo con sus medios.

Tags: