Consejos para lavar la ropa del bebé

Lavar ropa bebe

Una de las rutinas habituales en el cuidado del bebé es el momento de poner la colada diaria. Además, el bebé mancha muchas prendas cada día durante sus primeros meses de vida. Sin embargo, dado que la piel del recién nacido es tan sensible es recomendable que laves su ropa aparte. Al ofrecer a la ropa del niño estos cuidados especiales también están potenciando la sensibilidad de su piel. Esta rutina es recomendable hasta que el niño tiene aproximadamente el primer año.

Otra rutina recomendable es que cuando compres una ropa nueva al niño, antes de ponérsela directamente, la laves antes. Durante los primeros meses el niño puede recibir muchos regalos de amigos y familiares. Por esta razón, el proceso de lavado de las prendas puede llevarte un tiempo. ¿Por qué motivo es tan importante lavar la ropa del bebé antes de ponérsela? Porque esas prendas han estado en la tienda antes de que tú la lleves a casa. Ha estado expuesta en perchas y otras personas también han podido coger esas prendas.

Una de las razones por las que debes lavar la ropa del niño de forma independiente es porque necesitas un jabón específico para estas prendas más delicadas. Elige un detergente neutro y no añadas suavizante a la colada. La piel del niño es tan sensible que este producto puede producir algún tipo de irritación o alergia en el recién nacido.

Es difícil llenar una lavadora completa con prendas del bebé puesto que su ropa es de tamaño pequeño, sin embargo, muchas lavadoras ofrecen programas específicos para este tipo de carga. Las prendas del niño siempre debes lavarlas en casa. Tampoco las lleves a la tintorería.

Cuidados para las prendas del bebé

Algunas personas prefieren lavar a mano las prendas del niño, en lugar de hacerlo en la lavadora. Si tú también prefieres hacerlo del modo tradicional, entonces, es muy recomendable que pongas una atención especial en aclarar correctamente la ropa para que no queden restos de jabón. Una prenda con restos de detergente puede producir algún tipo de molestia en la piel del niño. Pon especial atención a este detalle. Por una cuestión de cuidado y mantenimiento de la ropa de bebé, sí es aconsejable que laves a mano aquellas prendas que por su propio diseño y tejido son más delicadas. La lavadora castiga más la ropa.

Sin duda, entre las tareas de lavado y plancha de la ropa del bebé necesitas invertir un tiempo de tu agenda que puedes simplificar en cuanto a plancha se refiere a través de estos sencillos consejos. En primer lugar, puedes potenciar la compra de prendas que no necesitan plancharse. Consulta la información de la etiqueta para conocer las condiciones de cuidado de las prendas. Intenta elegir ropa que no necesita planchado. Sin embargo, cuando sea indispensable regula la temperatura de la plancha para evitar el exceso de calor que puede dañar las prendas. Especialmente, aquellas que están elaboradas en tejidos más delicados.

Etiquetas de las prendas

En la etiqueta de la prenda puedes obtener información importante. Por ejemplo, tipo de tejido, temperatura del lavado en lavadora, consejos de planchado y procedencia de esta prenda de moda. Necesitas cambiar al bebé de ropa con tanta frecuencia que también debes garantizar una higiene correcta a través de un lavado frecuente para que no haya manchas o malos olores que queden fijados en el tejido.

Es positivo que consultes la información de cada prenda a través de la etiqueta pero también es recomendable que una vez que conozcas la información, cortes con cuidado dicha etiqueta porque en caso contrario puede producir algún tipo de roce en la piel del niño. Las etiquetas son prácticas por información pero pueden ser muy poco útiles en cuanto a su uso.

¿Cómo poner la lavadora para que la ropa salga como nueva? En primer lugar, debes recomendar las prendas del bebé por colores. La ropa blanca debe lavarse de un modo independiente ya que, en caso de que la mezcles con ropa de color, puede desteñir. También puedes separar las prendas según el tipo de tejido. La ropa del niño puede tener manchas más difíciles. En ese caso, es muy recomendable que elimines este tipo las manchas más difíciles. Lavándoras a mano, antes de meterlas en la lavadora. Cuanto antes limpies la prenda, mejor, así evitas que se reseque. También puedes poner esta prenda de ropa en remojo.

Ten presente que las recomendaciones para lavar la ropa del bebé no solo hacen referencia a la ropa de su armario. Sino también, por ejemplo, a la ropa de cama ya que la piel del bebé también está en contacto con las sábanas mientras duerme. Al igual que debes aplicar estas recomendaciones a los baberos.