Cómo elegir pañales para el bebé

Elegir pañales buenos

Uno de los gastos necesarios para el cuidado del bebé es la compra de pañales. Al elegir este producto es importante priorizar la calidad. Algo que no siempre está asociado con la diferenciación por precio. Es decir, el mejor pañal no tiene por qué ser el más caro. ¿Qué condiciones debes valorar especialmente en este producto? Elige un pañal que destaque por la suavidad al estar en contacto con la piel del bebé para evitar cualquier tipo de molestia.

Cuando los bebés están viviendo sus primeras semanas de vida suelen utilizar una media de 8 pañales por día. No te sobrecargues de pañales en esta primera etapa porque el bebé crecerá pronto. Y entonces, necesitarás elegir un modelo de otra talla para que le ajuste bien. Observa si el pañal se ajusta de un modo natural al cuerpo del bebé.

Por tanto, tómate tu tiempo para elegir el mejor pañal. Aquel que ofrece el mejor servicio y comodidad en este momento para el bebé.

Consejos para elegir pañales desechables

En realidad, para elegir el producto que mejor cubre las necesidades del niño, también puedes guiarte por la observación de ensayo y error. Es decir, prueba diferentes productos para hacer comparativa y elegir el mejor. Cada paquete de pañales debe mostrar información visible de sus características. En cada etapa, el bebé tiene unas necesidades específicas que varían en función de la talla, el peso y la edad del peque.

Uno de los criterios que marca la diferencia entre un pañal bueno y otro que es mejor es el nivel de absorción del producto. Un aspecto que podrás observar especialmente en la práctica. Uno de los consejos prácticos más importantes es que elijas pañales de una marca que puedes encontrar en un punto de venta próximo a tu domicilio o tu lugar de trabajo.

En ocasiones, el bebé puede sufrir algún problema de sensibilidad en la piel. Problemas que, en muchos casos, tienden a desaparecer cuando el pequeño crece. En estos casos, es recomendable elegir un pañal específico. Por ejemplo, Pañales Dodot Sensitive.

Condiciones de un buen pañal

Los mejores pañales son aquellos que contienen una loción perfecta que cuida la piel del bebé impidiendo que traspase la humedad. Comprueba si el pañel tiene buenas tiras de sujeción y que no oprime el ombligo del bebé, una zona especialmente sensible.

En el mercado puedes encontrar pañales adaptados a las necesidades de crecimiento del niño. Por ejemplo, puedes elegir un pañal específico cuando el bebé empieza a gatear puesto que en ese momento, el pañal debe ofrecer una buena movilidad. En ese caso, las necesidades son diferentes a la etapa inicial cuando el niño pasa la mayor parte del tiempo tumbado.

Consulta información sobre cuál es el nivel de absorción del pañal según las indicaciones dadas por el fabricante. Aunque algunos modelos están diseñados para ofrecer ocho horas de absorción, es importante cambiar antes de ese plazo al bebé. Uno de los regalos más prácticos que se puede hacer a un recién nacido es una tarta de pañales. Un formato original que convierte este producto presentado en una gran sorpresa gracias a su dieño único. 

elegir pañales características

Ventajas del uso de pañales de tela

Los pañales desechables son más prácticos pero también suponen un mayor gasto que los de tela. Esta segunda opción gana adeptos actualmente no solo por una cuestión de ahorro, sino también, de cuidado medioambiental.

No se trata de elegir entre el uso de un tipo de pañal u otro ya que ambas opciones son fácilmente combinables y complementarias. La reducción del uso de pañales de tela supone ahorro económico, pero también, ahorro de basura en casa. Por otra parte, este tipo de producto reduce el riesgo de piel irritada en el niño ya que están elaborados con texturas agradables como el algodón.

Este producto también ha evolucionado gracias a la amplia oferta que hay en el mercado. Por tanto, puedes encontrar modelos con diseños muy atractivos. Este tipo de pañal puede lavarse fácilmente. Y teniendo varios para el bebé, podrás organizarte fácilmente. 

Además, si en el futuro tienes otro bebé, este tipo de producto puede ser reutilizado. Si lo guardas, podrás darle una nueva vida. Los defensores de este tipo de pañal argumentan que los bebés lo abandonan antes que el desechable. Por contra, este sistema requiere de mayor trabajo que el uso de pañales desechables. Tampoco son prácticos cuando vas a realizar un viaje con el bebé.

Este tipo de pañal potencia la transpiración de la piel, por esta razón, se reduce el riesgo de cualquier tipo de molestia, por ejemplo, una posible rozadura. Sin embargo, conviene puntualizar que hoy en día, muchas marcas de pañales desechables también integran tecnologías de retención de la humedad que garantizan este máximo cuidado de la piel del niño. Para ello, elige un producto hipoalergénico, la mejor solución para las pieles más sensibles.

Tags: