Claves para elegir los primeros zapatos del bebé

Mejores zapatos de bebe

La elección de los primeros zapatos del bebé es un momento especial para los padres. Las características de un calzado varían dependiendo de las condiciones de cada etapa de la vida. En el momento en el que el niño puede ponerse de pie, algo que ocurre entre los diez meses y el año y medio, es importante elegir un buen zapato que ayude al niño a dar sus primeros pasos adoptando una posición correcta.

Así como es recomendable que los padres elijan los diseños de calzado poniendo una atención especial en la salud. En esta etapa de la vida, los niños necesitan zapatos con una horma recta. Esto significa que cuando observas el interior del calzado te resulta difícil diferenciar cuál es el zapato de cada pie.

Este tipo de horma respeta la forma natural del pie infantil. A veces ocurre que algunas marcas de calzado crean diseños infantiles siguiendo el patrón del pie adulto. Sin embargo, el pie del niño no tiene el arco formado hasta que ha cumplido aproximadamente el tercer año.

Consejos para elegir zapatos para el niño

Además, mientras que los niños pueden heredar la ropa de su hermano mayor, no es recomendable hacer esto con el calzado puesto que cada niño tiene una forma de pie diferente y un movimiento distinto. Por tanto, el calzado es de uso personal.

Puedes elegir el zapato en una zapatería de calzado infantil puesto que este nivel de especialización te permite poder elegir el modelo deseado entre un amplio catálogo de opciones. Observa el modelo no solo en su diseño exterior sino también, en su formato interior. Por ejemplo, pasa la mano por el interior para comprobar que los acabados son perfectos, que no hay ningún tipo de costura que puede oprimir la piel del bebé con algún tipo de rozadura. La piel de los niños es muy sensible.

Es muy importante elegir un zapato que ofrece una perfecta movilidad en la zona del tobillo, un diseño que no bloquea esta parte dificultando el movimiento. Elige zapatos en un material ligero que ofrecen unas óptimas condiciones de transpiración. El mejor momento para acudir a la tienda con el bebé para comprar los zapatos es por la tarde, en este momento los niños pueden tener los pies un poco más hinchados de lo habitual.

Mejor zapato de recién nacido

Características de un buen zapato

Es muy importante que le pruebes diferentes modelos a tu hijo para poder hacer comparaciones. No elijas un número mayor con el deseo de aprovechar ese zapato durante el mayor tiempo posible. El calzado debe quedar ajustado al pie como un guante pero sin oprimir de ningún modo. Tampoco debe quedar amplio porque en ese caso, el niño estará incómodo o puede adoptar una posición incorrecta al caminar.

Además, cuando vayas a la zapatería para comprar el calzado del bebé es recomendable que el niño lleve en ese momento el tipo de calcetín que utiliza habitualmente durante su rutina cotidiana. De este modo, te resultará más fácil elegir el diseño correcto para su pie.

El calzado de velcro ofrece una buena sujeción y además es muy cómodo. La ventaja de este sistema respecto de los cordones es que los niños aprenden antes a colocarse este tipo de agarre firme. Sin embargo, la desventaja es que precisamente por esto, los niños pueden coger la manía de quitarse los zapatos en cualquier momento.

Una de las partes más importantes del zapato es la suela ya que ofrece una función de protección vital frente al suelo. Una protección que es especialmente saludable al caminar por la calle. La suela debe ser flexible, para facilitar el movimiento del niño.

Zapatos de tela para el bebé

¿Y qué material es el más adecuado para el pie del niño? Los zapatos elaborados en tela son una excelente elección porque ofrecen una buena transpiración. Además, este material también es más flexible. También puedes encontrar diseños en plástico, sin embargo, este material produce el efecto contrario a la tela.

También puedes elegir calzado en otros productos naturales como la piel. Las chanclas no son una buena elección para elegir zapato de bebé porque tiene que hacer un esfuerzo extra en el agarre al dar los pasos.

Aunque hayas elegido un zapato de calidad para el bebé ten presente que es recomendable que el niño tenga el pie libre al estar en casa. Un espacio en el que puede utilizar un calcetín antideslizante. No solo debes realizar una revisión de cómo sienta el calzado al bebé cuando realizas la compra sino también, con posterioridad. Haz un seguimiento de la utilización.

Porque un zapato inadecuado puede producir daño al bebé. Por ejemplo, puede causar molestias en la planta del pie o rozadura como consecuencia de algún tipo de material sintético. Así como las prendas de algodón son importantes en el fondo de armario infantil, un buen zapato también lo es.

Tags: