10 consejos para estimular al bebé

Estimular al bebe

El entorno en el que crece un niño es muy importante como espacio de desarrollo psicológico y emocional. El bebé descubre el mundo a través de los sentidos. Por esta razón, es muy importante potenciarle en esta etapa vital tan bonita.

Masajes terapéuticos para su estimulación

Una de las fórmulas más importantes es ofrecer al bebé masajes relajantes puesto que a través del contacto corporal el niño también recibe estímulos sensitivos de bienestar. El tacto es uno de los sentidos más desarrollados en el niño. En cierta forma, puedes observar el tacto como un lenguaje universal en los primeros meses de vida. Y también, como un lazo afectivo fundamental familiar. ¿Cuáles son los beneficios saludables de un buen masaje? El bebé siente un agradable efecto relajante, calma el llanto del bebé producido por el cólico del lactante. Además, también fortalece el sistema inmunitario.

Casa con medidas de seguridad

Una casa que ofrece las mejores condiciones de seguridad para el bebé es fundamental para que pueda crecer en un entorno de bienestar para él. Por ejemplo, cuando el niño comienza a gatear es recomendable que todo esté dispuesto de tal modo que el niño no esté expuesto a peligros por ello. Desde el punto de vista de la colorterapia, también puedes elegir colores vivos para crear un espacio de ilusión visual.

Buscar espacios de socialización

Las relaciones sociales también son muy importantes para el niño. Por esta razón, las visitas de familiares y amigos en las que el bebé es el centro de atención. El contacto habitual con los abuelos y los paseos diarios también fomentan al niño en sus habilidades sociales. La inteligencia emocional comienza a cultivarse desde temprana edad.

Sonidos habituales del hogar

Es recomendable que el bebé se acostumbre a vivir en el hogar con los sonidos habituales de una casa. Por ejemplo, lavadora, televisión o radio. Por tanto, no intentes mantener el silencio absoluto cada vez que el bebé duerme puesto que es muy positivo que el niño conviva con el sonido ambiente.

Háblale de forma habitual para estimular al bebé

También es muy importante que te comuniques con el niño, que le cantes, que le dediques palabras bonitas. Cántale nanas de modo habitual, pon música de fondo en el salón. De este modo, estimulas su sentido del oído. Los juguetes sonoros también son especialmente pedagógicos para el bebé. Al niño también le gustan mucho los juegos de imitación a partir de los seis meses. Por ejemplo, el simple gesto de aplaudir puede ser una diversión para él.

El contacto con el suelo

Cuando los niños empiezan a gatear también experimentan el placer del contacto con el suelo, se convierten en exploradores del entorno. Cuando dan sus primeros pasos, también puedes propiciar que el niño camine descalzo por casa, de hecho, no es aconsejable que el bebé lleve los zapatos puestos durante todo el día. Caminar descalzo en una alfombra o moqueta es vital para desarrollar un sano sentido del equilibrio, también fortalece la zona del tobillo. Produce sensación de bienestar puesto que el pie goza de una movilidad completa en la zona de los dedos.

Es decir, caminar descalzo favorece la estimulación corporal y mental puesto que de este modo, el niño recibe estímulos tactiles en esta parte del cuerpo. Si temes que el niño pueda resfriarse, entonces, puedes ponerle unos calcetines que le ofrecen un buen abrigo. Y comprobar que hace una buena temperatura en casa gracias al uso de la calefacción en invierno.

Juguetes de diferentes texturas

Siguiendo el ejemplo de aquellos colegios que siguen la pedagogía de Maria Montessori, puedes crear en tu hogar un material de juegos con diferentes texturas para que el niño explore el entorno.

Aprender idiomas desde la infancia

Otra fórmula sencilla para estimular la mente infantil es hablarle en otros idiomas. Si sabes inglés, aunque sea en un nivel intermedio, no dudes en decirle palabras en este idioma. También puedes tararear canciones de artistas célebres. Aprender idiomas desde la infancia es una buena fórmula pedagógica porque los niños se sienten especialmente receptivos hacia la adquisición de vocabulario nuevo en este momento.

Risa del bebe

La risa

La risa produce un efecto contagio en el bebé. Sonríe al niño porque este es el mejor modo de invitarle a que él lo haga. Crear un hogar con sentido del humor en donde existe un clima de convivencia amable es el mejor espacio de desarrollo para el bebé.

Establece unas rutinas con sentido

A través de las rutinas, el niño siente una seguridad en su rutina cotidiana. Por tanto, en la organización del día a día, es muy importante establecer espacios concretos para el juego.

El niño nace con unas capacidades. Sin embargo, estas capacidades deben incentivarse a través de estímulos adecuados que le permiten evolucionar de forma acorde a su edad. La felicidad es un objetivo familiar.