10 consejos de ayuda para padres primerizos

 

Padres primerizos consejos La experiencia de la maternidad llega cargada de emociones pero también, de incertidumbre. Es un momento en el que los padres primerizos pueden sentirse especialmente desorientados. Sin embargo, conviene observar el aprendizaje de la maternidad y paternidad con naturalidad: la experiencia es la mejor escuela.

En esta etapa, además, se produce la contradicción de recibir una lluvia de consejos por parte del entorno próximo. Padres y amigos te llenan de ideas que lejos de ayudarte, te hacen sentir todavía más inseguro en este momento. Agradece sus consejos pero puedes decirles que cuando necesites una idea en concreto, serás el primero en pedirla.

En esta etapa, es muy importante que te tomes la vida con otro ritmo, que intentes relativizar las dificultades y enfocarte en lo positivo de este momento.

Psicología para padres primerizos

1. En primer lugar, durante los primeros días con el bebé en casa es muy importante que os deis un periodo de tiempo para la adaptación al nuevo ritmo. Son muchos cambios en poco tiempo. En ese caso, explicar a los amigos que ya os comunicaréis vosotros para presentar al niño. O que si quieren hacer una visita, llamen por teléfono previamente para concretar la hora del encuentro. Esta etapa suele ser muy estresante de por sí, y las visitas inesperadas pueden hacer que todo resulte más complejo todavía en el hogar.

2. Un bebé es muy frágil. Por esta razón, evita cualquier movimiento brusco. Nunca zarandees al niño, ni siquiera, en movimientos que pueden ser producidos por el juego. Las consecuencias de un zarandeo pueden ser muy graves, por ejemplo, el niño puede sufrir una hemorragia cerebral.O incluso, también la muerte.

3. Acepta de un modo inevitable que tu vida va a cambiar durante un tiempo. Tu vida social, por ejemplo, va a sufrir una transformación. Por ejemplo, ahora no puedes comprometerte a muchos planes de un modo anticipado porque puede que en el último momento ocurra algo que te impida la asistencia a ese evento.

4. No compres un exceso de cosas para atender al bebé porque es muy posible que luego no utilices ni la mitad de todo aquello. Es mejor que organices tus compras de un modo gradual, como una respuesta a las necesidades reales que tienes en cada momento. De este modo, también cuidas tu economía familiar en un momento en el que es necesario hacer reajustes de presupuesto. Ten en cuenta que muchas cosas te las van a regalar en tus inicios. Amigos y familiares suelen regalarte artículos como hamacas de bebe, vigilabebes, tronas… Espera a ver que tienes antes de comprar de todo.

Cómo potenciar la preparación de la nueva etapa

5. Tu vida cambia. Y el tiempo sigue siendo el mismo. Por esta razón, reorganiza tu agenda integrando aquellas tareas de antes que ahora tienes que seguir realizando. Y añadiendo esas nuevas rutinas que forman parte de tu presente.

ideas para padres primerizos

6. Busca la colaboración constante de tu pareja. El rol de padre y el de madre son igual de importantes, por esta razón, es fundamental buscar el equilibrio de la colaboración en el cuidado del bebé para asumir los nuevos roles de un modo equitativo. Este equilibrio en las tareas repercute de un modo saludable en la confianza, comunicación y deseo de la propia relación de pareja.

7. Pide ayuda a los abuelos del niño si es necesario. Ellos estarán felices de disfrutar del bebé. Sin embargo, hazlo desde el respeto hacia esas personas y no desde el egoísmo. Actualmente, mucho se habla sobre el conocido como síndrome de los abuelos esclavo. Es decir, el rol de tantos mayores que en lugar de disfrutar plenamente de su jubilación tienen que anteponer el cuidado continuo de sus nietos, a sus propias ilusiones personales.

8. En esta etapa es muy posible que tengas más despistes de memoria ante la falta de descanso adecuado por la alta demanda de atención del bebé y la asimilación de las nuevas ocupaciones. Por esta razón, es muy recomendable que anotes todo en una libreta para evitar despistes de última hora. Por ejemplo, anota la fecha de la próxima visita al pediatra.

Libros recomendados para padres primerizos

9. Lee el libro de Samanta Villar titulado: “Madre hay más que una“. En este libro, la periodista muestra una visión sobre la maternidad que está muy lejos de los tópicos habituales de idealización de esta vivencia personal. La maternidad está llena de sacrificios y renuncias. Y algunas madres no se permiten expresar su propio cansancio, se censuran moralmente por ello. Sin embargo, recuerda que tú eres humano/a, y por tanto, es normal que te canses y que haya momentos en los que se agote tu paciencia.

10. El sentido del humor es la mejor medicina para vivir la maternidad. Por esta razón, te recomiendo la lectura del libro de Amaya Ascunce: “Cómo no ser una drama mamá”. Una guía con las frases más célebres que toda madre ha repetido a su hijo. Te sentirás identificado/a con mensajes universales que, posiblemente, tú digas a tu hijo en el futuro.

Durante los primeros meses, tras el nacimiento del bebé, el tiempo puede parecer eterno. Sin embargo, aprovecha el momento porque todo pasa muy pronto.